La explosión de dos estrellas cambiará el cielo nocturno