31 octubre 2015

Terror en las profundidades - Historia de terror

( Todos los fin de semana comparto algo relacionado al genero del terror )

Continuación de la primera parte 

 *Para ver la primera parte, hace clic en el siguiente enlace. 

Terror en las profundidades - Historia de terror


Tardamos mucho tiempo y gastamos recursos en tratar de perforar este material, pero finalmente lo pudimos lograr...

Al hacerlo nos ataco por así decirlo, un olor horrible casi toxico, no se podía estar en ese lugar prácticamente, pero nosotros teníamos que seguir con nuestro labor y llegar al objetivo inicial.

Tan solo hicimos 200 metros mas, para alcanzar los 9.700 metros de profundidad, cuando empezamos a escuchar sonidos extraños, por momentos parecían voces aunque no le dimos mayor importancia, hasta unos cientos de metros mas.

Cuando finalmente llegamos a los 10.000 metros de profundidad, ahí efectivamente empezamos a escuchar voces y gritos que no parecían humanos... Muchos renunciaron a causa de esto, no querían saber mas nada de ese lugar y no era para menos, nadie tenia ninguna explicación de porque se escuchaban estos sonidos, mientras que algunos creyentes decían que estábamos cometiendo un error y que estábamos abriendo las puerta del infierno... y cuanta razón, lastima que no lo supimos antes...

A los 10.500 de profundidad los gritos y voces iban en aumento, mientras mas profundo íbamos, mas fuerte y claro se escuchaban... No se dan una idea del miedo que teníamos al estar ahí, el miedo a lo desconocido, tantas cosas misteriosas en este maldito lugar y no saber absolutamente nada, solo sabíamos que teníamos que llegar a los 15.000 metros de profundidad.

Cuando llegamos a los 11.500 metros de profundidad, suspendimos todas nuestras maquinas de perforación, debido a que llegamos a una red de túneles, hechas de tierra obviamente y que se extendían por varios kilómetros en muchas direcciones, y que para mas sorpresa aun, iban con inclinación hacia mas abajo.

Decidimos ir un grupo pequeño de 20 personas a través de estos túneles, aunque eso si, íbamos todos juntos ya que no sabíamos hacia donde conducían estos caminos, y no queríamos que alguien se perdiera en ese sitio. Estuvimos mucho tiempo caminando, estos túneles parecia que no tenían fin alguno, aunque luego de hacer 500 metros a pie, llegamos al final del camino, al borde de un pozo inmenso y oscuro en su totalidad.


A estas alturas del recorrido los gritos y voces eran demasiado fuertes a tal punto que parecía que venían de nuestra propia mente, hasta que a alguien se le ocurrió prender una bengala y arrojarla al pozo...

El horror invadió de forma inmediata a cada uno de nosotros, cuando vimos que mientras la bengala iba descendiendo por el pozo, había cientos y cientos de personas ensangrentadas, otras mutiladas gritando y suplicando, mientras eran atacadas por criaturas parecidas a un reptil...

Abandonamos el lugar de inmediato, rezando de que esas cosas no nos sigan, cosa que por suerte no sucedió. Al llegar a la parte inicial de estos tuteles, cerramos la entrada por completo con explosivos y suspendimos las tareas de perforación de manera definitiva.

Actualmente el lugar se encuentra cerrado y bajo vigilancia militar.

Nunca se revelo al publico lo que habíamos encontrado en ese lugar, por orden del gobierno Ruso.

Yo no soy creyente, ni nada por el estilo, pero ese día descubrimos el mismismo infierno...