Científicos desvelan por qué la vida se originó precisamente en la Tierra