Un parásito del perro puede dejar ciegos a los niños