sábado, 4 de abril de 2015

La NASA y la ESA se preparan para desviar un asteroide


¿Sería capaz de defenderse la humanidad si un asteroide gigante se dirigiera hacia la Tierra? Para comprobarlo, la Agencia Espacial Europea y la NASA han iniciado este mes los trabajos de diseño preliminar de la Misión Impacto de Asteroide (AIM, por sus siglas en inglés). Además de contribuir al desarrollo de tecnologías para futuras misiones espaciales la AIM también es la primera investigación de técnicas de defensa planetaria de la Agencia Espacial Europea.

esa.int
 En octubre de 2020 la nave de la misión AIM se dirigirá al sistema binario de asteroides Didymos, que en 2022 pasará relativamente cerca de la Tierra (a 11 millones de kilómetros), informa el sitio web de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). Alrededor del cuerpo principal de Didymos, de 800 metros de diámetro, orbita una luna de 170 metros de diámetro conocida de manera informal como Didymoon.


Este cuerpo más pequeño será el objetivo de la misión AIM: la nave elaborará mapas detallados de su superficie y estructura interior. Además, la sonda enviará un módulo de aterrizaje a la luna. Todos los datos recopilados se devolverán por enlace de láser de alta capacidad a la Estación Óptica Terrestre de la ESA en las islas Canarias (España). En 2021 empezará otra etapa del proyecto: la misión Evaluación de Impacto de Asteroides y su Desviación (AIDA, por sus siglas en inglés) con la participación de la NASA, que lanzará otra nave, llamada Prueba de Redirección de Doble Asteroide (DART, por sus siglas en inglés).

 La sonda se acercará al sistema binario en 2022 a una velocidad de más de 6 kilómetros por segundo para estrellarse contra la luna del asteroide. "La AIM observará de cerca cómo la DART choca contra Didymoon", explica Ian Carnelli, director de la misión de la ESA. "En el período posterior, se realizará una comparación detallada de la estructura del propio cuerpo antes y después, así como de su órbita, para caracterizar el impacto cinético de la DART y sus consecuencias", explicó.


 Los resultados permitirán entender las posibles reacciones de un asteroide a este tipo de energía. "Además, el cambio de la órbita de Didymoon causado por la DART marcará por primera vez en la historia el momento en que la humanidad alteraría la dinámica del sistema solar de una manera medible", añadió. "También nos dará una línea de base para la planificación de futuras estrategias de defensa planetaria.

 Vamos a profundizar en el tipo de fuerza que se necesita para cambiar la órbita de cualquier asteroide y entender mejor la forma en que la técnica podría aplicarse en caso de que una amenaza real llegara a ocurrir", concluyó.



Fuente y Credito a actualidad.rt.com