lunes, 6 de abril de 2015

Dormir la siesta multiplica por cinco tu memoria

Desde <--> aimdigital

Hace mucho tiempo que ya se sabía que dormir una siesta a mitad del día es básico para disminuir el exceso de estrés que sufrimos debido al ritmo de nuestra vida contemporánea.

 A las numerosas ganancias que hay cuando realizamos una siesta se le añadir una de nueva, ¿quieres saber cuál? Una reciente investigación realizada en Alemania y publicado en la revista “Neurobiology of Learning and Memory” ha dado a conocer que cuando se realiza una siesta hay una mejora importante en beneficio de la memoria. El rendimiento de la memoria se multiplica ni más ni menos que por cinco. Un dato muy a tener en cuenta.

  ¿Cómo se llegó a esta impresionante conclusión?
Se hizo un estudio con voluntarios a los que se les solicitó recordar una sucesión de palabras (90) y seguidamente pares de palabras (120). Mas tarde, se valoró su suficiencia de retener las palabras solicitadas. Los científicos para la prueba seleccionaron 90 palabras sueltas y las 120 pares de palabras sin ninguna relación ni sentido entre ellas para que no hagan vínculos fácilmente.

 Al finalizar la prueba a la mitad de los voluntarios se les invitó a visualizar un DVD y a la otra mitad a dormir. Posteriormente se les revaloró y la conclusión fue increíble debido a que, la retención de palabras de los voluntarios que se les permitió “caer en los brazos de Morfeo” fue 5 veces mayor de los que visualizaron el DVD. Podemos decir que en los voluntarios que durmieron no hubo una mejoría en el rendimiento de la memoria pero si que se mantuvo constante.



Ahora bien, el grupo del DVD los pares de palabras fueron peor recordados. Los científicos se concentraron en la zona específica del cerebro donde se afianzan los recuerdos denominada hipocampo. Pues bien, mediante el electroencefalograma se percataron que la actividad cerebral durante la siesta favorece la función del hipocampo para fijar la información.

 De todo este interesante estudio se concluyó que incluso con un sueño reducido de 45 minutos a 1 hora multiplica por cinco la recuperación de datos en la memoria. Pues bien, ya sabes que una siestecita en el trabajo o en el colegio es una catapulta para tu progresión y alcanzar nuevas metas.

Fuente y Credito a www.aimdigital.com.ar