Recordar los buenos momentos combate el estrés y la depresión