11 noviembre 2014

¿Estamos cerca de una invasión extraterrestre?

Desde <--> alertacatastrofes

Ante cualquier duda, es cuestión de pensarlo a la inversa: ¿qué haríamos nosotros, los humanos, en caso de encontrar un planeta con recursos y habitantes?


La advertencia ya la había lanzado el famoso astrofísico Stephen Hawking hace cuatro años: debemos hacer todo lo posible para evitar contacto con una posible civilización extraterrestre. Sin embargo, el Instituto SETI (Search ExtraTerrestrial Intelligence o Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre) anunció que comenzará a enviar señales al espacio para que los alienígenas descubran la posición de la Tierra.

 Las palabras de Hawking fueron claras: “Sólo debemos mirarnos a nosotros mismos para ver cómo la vida inteligente puede convertirse en algo que no quisiéramos conocer”.

Las intenciones de los alienígenas, si es que existen y son inteligentes (como supone el proyecto SETI al enviar estas señales), podrían ser buenas, pero también podrían ser las de conquistar y colonizar nuestro planeta en busca de nuevos recursos.

Ante cualquier duda, es cuestión de pensarlo a la inversa: ¿qué haríamos nosotros, los humanos, en caso de encontrar un planeta con recursos y habitantes? ¿Estamos preparados para convivir pacíficamente o invadiríamos el nuevo territorio? Y que quede claro que invadir no sólo significa utilizar armamento, sino también poblar, colonizar, utilizar los nuevos recursos y las nuevas posibilidades a nuestro favor. SETI, sin embargo, lleva buscando vida extraterrestre inteligente desde hace cuatro décadas sin consultarlo con el resto de los habitantes de este planeta. Todavía no consiguió resultados.



 Por eso, ahora, pretende cambiar su estrategia y pasar de simplemente escuchar qué es lo que pasa en el espacio exterior a ser parte activa, a enviar mensajes, a decir “hola, queridos extraterrestres, aquí estamos”; y mantenerse a la espera de una respuesta. Las implicancias éticas y sociológicas que plantea este cambio fueron analizadas por Gabriel G. de la Torre, un neuropsicólogo de la Universidad de Cádiz que participa en proyectos como Mars 500. “¿Se puede tomar una decisión así en representación de todo el planeta? ¿Qué sucedería si tiene éxito y ‘alguien’ recibe nuestra señal? ¿Estamos preparados para un contacto de este tipo?”, se preguntó de la Torre.Pero no fue él mismo quien se respondió.

Las preguntas fueron respondidas, a modo de cuestionario, por 116 estudiantes universitarios de Estados Unidos, España e Italia; y los resultados fueron publicados en la revista Acta Astronautica. Indican que todavía no estamos preparados para contactarnos con seres de otro planeta. Nos faltan conocimientos y también preparación.

La mayoría de la gente, a falta de conocimientos astronómicos, juzga estos temas según sus creencias religiosas. Pronto el cuestionario estará disponible online. Pero la pregunta seguirá en pie hasta que el tema no se plantee seriamente por los gobiernos de todos los países. ¿Qué deberíamos hacer? ¿Cuál sería la mejor forma de comunicarnos con seres de otro planeta, en el caso de que sean descubiertos? ¿Es conveniente que descubran nuestra ubicación? 

Son preguntas difíciles de responder.

fuente y credito a www.alertacatastrofes.com