lunes, 10 de noviembre de 2014

Alimentos saludables para el corazón que en realidad no lo son


Desde <--> aimdigital
Visita!! -- www.aimdigital.com.ar


Si bien hay alimentos que pueden reducir el colesterol y la presión arterial, reducir la inflamación y combatir la acumulación de grasa, no son todos los que piensas. Los granos enteros, el pescado graso, los frijoles, las nueces, y las frutas y verduras son todos buenos para tu corazón. Pero hay otros alimentos que solemos clasificar como saludables para el corazón, pero que en realidad no lo son, como los que te revelamos a continuación.

  Vino tinto
Si asociabas el vino tinto con una dieta saludable, parece que te sentirás decepcionada después de saber que un estudio publicado recientemente por el British Medical Journal encontró justo lo contrario. “Los investigadores analizaron 56 estudios (que cubren 261.991 personas) y encontraron que cuanto menos se bebe, mejor será para la salud cardiovascular”, dice Caroline Kaufman, MS, RDN, experta en nutrición de Los Angeles y dueña de Caroline Kaufman Nutrition.

 “Debido a que este no fue un ensayo controlado aleatorio y se estudiaba a la gente con un cierto gen, no podemos asumir que los resultados se aplican a toda la población. Así que si te gusta el vino tinto, sigue disfrutando con moderación, pero no lo hagas exclusivamente por los beneficios para la salud del corazón “, agrega Kaufman.

  Bocadillos de avena procesados 
Si bien la harina de avena reduce tanto los niveles totales de colesterol, como los de colesterol malo (LDL), los bocadillos comerciales de avena no se comparan con el producto natural. “Mientras la avena es la mejor amiga de un corazón sano, los productos de avena procesados como galletas de desayuno y barras de granola están a menudo sobrecargados con taponadores de arterias”, dice Caroline Kaufman, MS, RDN.

“Por ejemplo, una porción de una popular marca de galletas de harina de avena para el desayuno tiene más calorías, sodio y azúcar que una porción de galletas envasadas de chocolate, además de que contiene grasas trans”, agrega Kaufman. Lee las etiquetas y evita productos con azúcares añadidos e ingredientes poco saludables. Tu mejor apuesta sigue siendo la avena natural.



  Ensaladas preparadas
Últimamente la palabra “ensalada” suele asociarse con “nutritivo y saludable”, aunque la realidad es que esto varía notablemente dependiendo de la procedencia de la ensalada. “Debido a su alto contenido de mayonesa, las ensaladas de pollo, ensaladas de atún y ensaladas de mariscos están a menudo cargadas de grasa y calorías”, dice Caroline Kaufman, MS, RDN.

 “Y ten cuidado con los aderezos para ensalada bajos en grasa y sin grasa, que a menudo están cargados con jarabe de maíz de alta fructosa, que puede causar estragos en tu corazón”, agrega Kaufman. Esto no quiere decir que todas las ensaladas son perjudiciales para el corazón; el reto está en leer las etiquetas. Una buena guía es elegir aquellas ensaladas con más fibra (por lo menos cinco gramos) y menos grasa (no más de 10 gramos) por porción.


  Granola y barras de cereales
Cuando piensas en copos de avena, nueces, frutos secos y miel, todos parecen ser alimentos saludables. ¿Cómo puede ser entonces que la granola y las barras de cereales no sean buenas para el corazón? “La granola y barras de cereales con demasiada frecuencia pueden ser bajas en fibra y estar repletas de azúcar añadido”, dice Lori Zanini, RDN. Una opción saludable son los frutos secos. “La evidencia científica sugiere pero no prueba que el consumo de 40 gramos por día de la mayoría de los frutos secos, como los pistachos y las almendras, como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón”, dice Zanini.

  Yogur sin grasa 
Muchas veces, cuando vemos que un producto no tiene grasa, instintivamente pensamos que es más saludable, que tiene menos calorías o mejor valor nutricional, cuando en algunos casos podría significar lo contrario.

 “Cuando los fabricantes de alimentos retiran la grasa de los productos lácteos como el yogur, tienen que sustituirla por algo –y ese algo por lo general es azúcar”, dice Caroline Kaufman, MS, RDN. Independientemente del contenido de grasa del yogur, limita el consumo de aquellos que tienen azúcares añadidos o edulcorantes artificiales. La mejor opción es agregar fruta fresca o frutos secos a un yogur natural, para una opción verdaderamente saludable para el corazón.

  Margarina
Hace tiempo se nos dijo que la margarina era más sana que la mantequilla. Sin embargo, esas ideas han cambiado gracias al avance de la ciencia. “Nosotros pensamos una vez que la margarina hecha con aceites parcialmente hidrogenados (o grasas trans) nos salvaría del flagelo de la grasa saturada en la mantequilla.

En cambio, nos enteramos de que las grasas trans contribuyen a engrosar, endurecer y tapar las arterias, elevando el colesterol malo (LDL) y bajando bueno (HDL) “, dice Caroline Kaufman, MS, RDN. Pero no es necesario evitar todas las margarinas. Para un corazón saludable, elige una margarina con no más de dos gramos de grasa saturada y sin grasa trans. Como puedes ver, estos alimentos que parecen saludables para el corazón pero en realidad no lo son, son fáciles de sustituir por otros alimentos realmente saludables.

fuente y credito a www.aimdigital.com.ar