sábado, 25 de octubre de 2014

Beneficios para la salud del agua con limón

Desde <---> aimdigital
Visita!! -- www.aimdigital.com.ar

Los limones tienen muchas propiedades sanas para la salud que se conocen desde hace siglos. Las dos principales son: por una parte, su potente acción antibacteriana y antivírica; y por otro lado, su eficacia para estimular el sistema inmunitario. También se utiliza el limón en los regímenes, puesto que su zumo es digestivo y es muy depurativo para el hígado. Los limones contienen muchas sustancias, en particular ácido cítrico, calcio, magnesio, vitamina C, flavonoides y pectina, que refuerzan las defensas del organismo y combaten las infecciones. Hoy queremos contarte cuáles son los beneficios del agua con limón para tu salud. ¿Ya los conoces?


  ¿Cómo se prepara una agua con limón? 
Conviene usar agua mineral, que debe estar templada y no hirviendo. El agua no puede estar fría, puesto que el organismo la asimila lentamente y hay que gastar más energía para asimilar agua helada que agua templada.

Siempre se deben usar limones frescos –bio preferentemente– y nunca zumo de limón embotellado. Se exprime 1/2 limón en un vaso de agua para beberlo por la mañana, en ayunas.

  ¿Por qué beber agua con limón? 

1. Facilita la digestión 
El zumo de limón favorece la eliminación de residuos y toxinas. Gracias a su composición atómica similar a la de la saliva y a la del ácido clorhídrico de los jugos digestivos, estimula el hígado para que produzca bilis, un ácido necesario para la digestión. Los limones también son ricos en minerales y vitaminas, y reducen las toxinas en el tracto gastrointestinal. Las propiedades digestivas de los jugos de limón alivian los síntomas de la indigestión, tales como los ardores de estómago o la digestión abdominal.

  2. Depura el sistema urinario 
El zumo de limón favorece la eliminación de residuos, porque aumenta la cantidad de orina en el cuerpo. Por lo tanto, cuando se bebe zumo de limón, las toxinas se eliminan de forma más rápida y el conducto urinario permanece sano. El ácido cítrico de los limones activa la función de la enzima que estimula el hígado y le permite desintoxicarse.



  3. Estimula el sistema inmunitario 
Gracias a la cantidad de vitamina C que contiene, el limón ayuda a reforzar el sistema inmunitario. El limón es rico en vitamina C, y por eso es útil para combatir el resfriado. El ácido ascórbico (vitamina C) que contiene el limón tiene efectos antiinflamatorios y se utiliza como complemento para tratar el asma y otros problemas respiratorios. De igual modo, mejora la capacidad de absorción del hierro por el organismo. También es rico en potasio, que estimula el cerebro y el sistema nervioso. El potasio ayuda también a controlar la tensión arterial.

  4. Equilibra la tasa del pH sanguíneo 
El limón es uno de los alimentos más alcalinizadores para el cuerpo. Él mismo es ácido, pero en el cuerpo se vuelve alcalino (el ácido cítrico no produce acidez en el cuerpo una vez metabolizado). El limón contiene tanto ácido cítrico como ácido ascórbico, ambos ácidos débiles que son fácilmente metabolizados en el cuerpo, y que hacen que el contenido mineral del limón pueda alcalinizar la sangre.

 Los estados patológicos sobrevienen cuando el pH del cuerpo es ácido. Por esta razón, beber agua con limón de forma frecuente puede ayudar a eliminar la acidez total del cuerpo, como el ácido úrico, cuyo exceso es una de las principales causas de accesos dolorosos y de inflamaciones articulares.

fuente y credito a www.aimdigital.com.ar