Fotografían el fantasma de una niña en la mansión irlandesa de Loftus Hall