Se registran dos erupciones en el Sol capaces de afectar las comunicaciones en la Tierra