Rocas lunares contienen pruebas de que otro planeta chocó contra la Tierra y creó la Luna