viernes, 27 de junio de 2014

Cinco consejos para conservar tu salud después de los 30

Desde <---> eldiariony.com

Tómate el tiempo para relajarte 
Hacer malabares con todas las responsabilidades de ser trabajadora, madre, esposa, cuidadora (y ocuparse también de sí misma) a menudo aumenta la tensión en el organismo. El estrés crónico afecta casi todos los sistemas de nuestro cuerpo y causa estragos en su funcionamiento, por lo que es más difícil combatir enfermedades como el cáncer. Puedes evitar el estrés haciendo ejercicios de respiración y otras actividades de relajación como el yoga.

  Hazte la prueba para el VPH
Las mujeres mayores de 30 años de edad deben realizarse un test del virus del papiloma humano, o VPH, junto con su prueba de Papanicolaou cada cinco años. Cepas de alto riesgo del VPH están presentes en más del 99% de los casos de cáncer cervical. La buena noticia es que no hay necesidad de una visita al médico adicional o examen. Tus muestras de la prueba de VPH se pueden recoger al mismo tiempo que la prueba de Papanicolaou.

Deja de fumar
Más mujeres mueren de cáncer de pulmón cada año que de cáncer de mama. Una de las causas principales: fumar. Casi el 20% de las mujeres de 25 a 44 años fuman, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, y afecta la salud reproductiva. También causa problemas durante el embarazo que pueden hacerle daño tanto a la madre y el bebé, como abortos, muerte fetal y parto prematuro.



Aliméntate bien
Se aconseja consumir lácteos bajos en grasa, jugos fortificados con calcio, leche de soya, almendras y vegetales de hoja verde. Para aumentar la ingesta de antioxidantes naturales, debes comer frutos del bosque, chocolate negro, vino y vegetales de colores variados. Asegúrate de incluir hierro en tu dieta al consumir hígado, semillas de calabaza, soya y cereales fortificados con este mineral. No tomes suplementos de hierro a menos que tu doctor lo aconseje.

Levanta pesas 

La mayoría de las mujeres empiezan a sufrir la pérdida de masa muscular después de los 30 años de edad, por lo que un entrenamiento de fuerza puede ayudar a prevenirla y construir la densidad ósea para evitar la osteoporosis. También puede aumentar la velocidad a la que el cuerpo quema calorías para mantenerte en un peso saludable, lo que puede ayudar a evitar enfermedades y molestias corporales.

fuente y credito a www.eldiariony.com