¿Se debería regular la comida del mismo modo que el tabaco?