Los desastres climáticos causan en América el 90% de las pérdidas humanas