miércoles, 28 de mayo de 2014

El cafe no está mal

Desde <--> aimdigital
Visita!! -- www.aimdigital.com.ar

Recientes estudios científicos avalan que el café tiene beneficios concretos para la salud, tan vitales como el tomate, los arándanos, el jugo de naranja o la palta.

El último estudio que realizó la Cámara Argentina del Café en colaboración con la agencia The Brand bean aporta novedosos datos sobre hábitos y tendencias de consumo de café en el país y explora el conocimiento de los argentinos en relación a los beneficios de esta bebida milenaria. Lo curioso es que el 60 por ciento de los bebedores natos de café no saben que su “bebida negra favorita” tiene propiedades antioxidantes y nutricionales y que es compatible con la actividad física. La licenciada en nutrición Andrea Rochaix clarificó a Infobae: “el café aumenta la velocidad cerebral, sube la concentración, baja la somnolencia y mejora la atención visual”.

  Producto natural
El café es un producto natural que proviene del fruto del árbol del cafeto. Hoy el café integra el podio de las bebidas saludables junto a los 5 grupos básicos de alimentos para la buena salud (sustancias grasas, lácteos, carnes y huevos, frutas y verduras y almidones). Aunque no lo parezca existen alrededor del grano de café más de 1000 sustancias químicas que componen el café. Allí se sitúan las vitaminas, aminoácidos, otros compuestos nitrogenados, polisacáridos, azúcares, triglicéridos, ácido linoleico, diterpenos (cafestol y kahweol) ácidos volátiles (fórmico y acético) y no volátiles (láctico, tartárico, pirúvico, cítrico), compuestos fenólicos (ácido clorogénico) cafeína, minerales y sustancias volátiles. Al respecto de las propiedades saludables del café, Rochaix explica:



 “El café cuenta con un gran componente de antioxidantes y un dato significativo es que estos protegen al organismo del daño oxidativo que causan las moléculas llamadas radicales libres que producen la degeneración en las células. Es decir que el consumo de tres o cuatro tazas diarias de café contribuye aportando minerales, fibra y antioxidantes a la alimentación“. Según el American Collage of Sport Medicine (Acsm) como el café es absorbido por la mayoría de los tejidos cuenta con el potencial de afectar a todos los sistemas del cuerpo.

 La cafeína en particular constituye una ayuda ergogénica nutricional (produce energía) sin ningún efecto que pueda considerarse artificialmente inadecuado. Al respecto puntualiza el cardiólogo y deportólogo Jorge Francella a Infobae: “el café es una bebida saludable. Mejora la atención y el rendimiento de los músculos.

 Y por su parte la cafeína activa la potencia muscular. Sobre todo es ideal para quienes practican deportes de resistencia como ciclismo y natación”.

 1. Alrededor del café se moviliza:
 el placer sobre la bebida en sí; los beneficios psicológicos que brinda y el ritual del consumo. 

 2. El momento de consumo importa más que el horario del consumo. Todos describen el momento con sensaciones y palabras. En ese momento, no hay opción alternativa al café. 

 3. Los hábitos de consumo van cambiando, en función de una oferta más amplia y en consecuencia a los cambios en la vida de los consumidores. 

 4. Se asocia al café con dos estados que parecen ser opuestos: despertarse y descansar. En realidad, coexisten por las características del producto.

 5. Se percibe al café como un producto natural, un atributo positivo. 

 6. El café puede brindar beneficios racionales, pero los beneficios emocionales son mucho más instalados y relevantes.

fuente y credito a www.aimdigital.com.ar