Según los científicos, sentirse solo, corre más riesgo de sufrir una muerte prematura