jueves, 6 de febrero de 2014

Científicos resuelven el misterio de la 'Pompeya china'


Resuelven el misterio de por qué decenas de fósiles de dinosaurios, mamíferos y aves primitivas de hace unos 120-130 millones de años permanecen excepcionalmente bien conservados en China.


Tal y como ha confirmado una investigación publicada esta semana en la revista 'Nature Communications', la postura en la que se encuentran dichos fósiles sugieren que la muerte les pilló por sorpresa, como a los habitantes de Pompeya, enterrados tras la erupción del volcán Vesubio en el año 79 de nuestra era. Baoyu Jiang, investigador de la Universidad de Nankín y autor principal del estudio, cree que la muerte de la fauna que durante el Cretácico inferior poblaba el norte de China se debió a una nube de ceniza ardiente procedente de una erupción volcánica.



 El ecosistema del norte de China que albergaba una gran variedad de plantas y animales durante ese periodo geológico es conocido como 'Biota Yejé', el nombre de una tierra mítica del folclore chino. Los fósiles encontrados en esta zona datan de hace unos 120-130 millones de años. En aquella época convivían en esa zona de Asia dinosaurios no avianos, mamíferos, lagartos, aves primitivas y numerosas especies de invertebrados.

 Los científicos que han reconstruido ahora dicho ecosistema señalan que en él debía haber lagos y bosques de coníferas rodeados por volcanes. Se sabe que esta zona era volcánicamente muy activa.

fuente y credito a actualidad.rt.com/ciencias