21 enero 2014

Gran revuelo tras la misteriosa aparición de una roca ante el Opportunity en Marte


Doce días antes no había nada en el mismo lugar. Las imágenes fueron captadas por el robot del Opportunity. Se están barajando varias posibilidades para explicar el hallazgo. Se cree que pudo llegar allí tras el impacto de un meteorito o desprenderse por el paso de Opportunity.

La aparición "misteriosa" de una roca ante el rover Opportunity, que explora Marte, en un lugar donde "no había nada doce días antes", ha generado un gran revuelo en el equipo que lleva la misión. El anuncio fue hecho por el científico jefe de las misiones de la NASA de exploración con rovers en Marte, Steve Squyres, quien ha informado de la aparición "misteriosa" de una roca ante el rover Opportunity, en un lugar donde "no había nada doce días antes". Las imágenes captadas por el robot han generado un gran revuelo en el equipo que lleva la misión, que ya está barajando posibles explicaciones para la repentina aparición de esta roca.

  Diez años del Opportunity
El anuncio se ha realizado durante un acto en el Instituto de Tecnología de California (Caltech) en el que se celebraban los 10 años de servicio de Opportunity en Marte. El Opportunity se encontraba detenido en la zona debido al mal tiempo en MarteDurante la reunión, se mostraron las fotografías enviadas por el rover con 12 días de diferencia, en la que se puede ver prácticamente el mismo paisaje con la diferencia de la presencia de una roca.



 Opportunity se encontraba detenido en dicha zona debido al mal tiempo en Marte. Ahora, los expertos lo han mantenido allí hasta que puedan resolver el porqué de esta 'sorpresa'. Hasta el momento, se han barajado dos posibles explicaciones principales: o bien la roca fue lanzada a ese lugar después de un impacto de un meteorito o, la que consideran más probable, llegó allí tras desprenderse por el paso de Opportunity.

  Problemas técnicos
La NASA ha reconocido que el rover está teniendo problemas para moverse en estos días y que sus ruedas podrían haber causado algunos escombros en la roca en la que se ha asentado. En cuanto al tipo de roca, una inspección inicial indica que es muy rica en azufre y potasio, que tiene bordes de color blanco brillante con un centro de color rojo rubí profundo. Además, parece estar en posición boca abajo, es decir, que la parte visible no se habría visto afectada por la atmósfera marciana, tal vez durante millones de años. La NASA continuará ahora con las investigaciones sobre estos restos.

fuente y credito a 20minutos.es