18 diciembre 2013

¿Chorros de vapor de agua en Europa?

desde <--->neofronteras.com

Cada dos años se suele lanzar una misión a Marte para analizar, entre otras cosas, las condiciones para la vida que este planeta quizás tuvo en el pasado. Recientemente se ha publicado un resultado obtenido por Curiosity según el cual hubo un lago de agua líquida en un punto de Marte en un remoto pasado. Sin embargo, no se han encontrado todavía pruebas de que haya existido vida en el pasado o en el presente sobre dicho planeta. Puede que lo mejor sea mirar a otros objetos del Sistema Solar que parecen presentar mejores condiciones, como Europa. Independientemente de que apareciera o no vida en Marte, lo que sí sabemos es que rocas procedentes de este planeta han impactado sobre la Tierra, de las que disponemos de más de 100 ejemplares. En el pasado los planetas del Sistemas Solar eran bombardeados por los escombros de su propia formación. Algunos de los cometas y asteroides eran lo suficientemente grandes como para levantar rocas de la zona de impacto y proyectarlas hacia el espacio exterior en sitios como Marte o la Tierra. La mayoría de esas rocas caían de nuevo sobre el planeta de procedencia, pero otras podían escapar de su pozo gravitatorio y caer sobre otros cuerpos.

Se estima que en miles de millones de años la Luna ha sido recubierta de residuos terrestre mediante este procedimient. Residuos que se habrían ido acumulando sobre su superficie casi sin alterar y conservado gracias a la ausencia de tectónica y erosión. Por tanto, habría fósiles de vida terrestre de hace miles de millones de años que algún día se podrían estudiar. Es un buen motivo para volver a la Luna a hacer ciencia. Lo increíble es que parece que sea posible que puedan viajar microorganismos vivos mediante este sistema de un lado a otro del Sistema Solar, sembrando vida si las condiciones del lugar en la que caen son propicias. Por eso se ha propuesto que la vida en la Tierra se pudo originar en Marte o que la vida terrestre pudo arraigar en Marte.


 Pero la obsesión que tiene la humanidad con Marte en este asunto no se ve avalada por las pruebas empíricas. No se han encontrado pruebas de vida marciana pasada o presente, pese a lo obvia que es la vida una vez arraiga. La realidad es que en Marte no hay vida, pese a nuestros deseos. Además de servir para sembrar otros cuerpos, este mecanismo puede servir para resembrar la vida después de que grandes impactos esterilizaran la Tierra durante el gran bombardeo hace más de 3800 millones de años. Pero Marte no es el único sitio interesante sobre el que puede pasar algo así.

siga leyendo haciendo click al enlace original puslando aqui ---> neofronteras.com/?p=4287

fuente y credito a neofronteras.com