Un nuevo avance podría ayudar a crear una vacuna eficaz contra el VIH