sábado, 23 de noviembre de 2013

Los síntomas del sarampión en adultos


El sarampión es comúnmente conocido como un virus que se produce en la niñez. También se le llama rubéola y es muy temida en la infancia pues los sistemas inmunológicos de aquellos son más débiles que los de un adulto. Sin embargo, estos últimos también puede contraer el sarampión y si se diagnostica a tiempo es posible que la recuperación sea rápida. Por ello hoy te diremos cuáles son los síntomas del sarampión en adultos, presta atención.

  Erupción 
Uno de los síntomas más comunes del sarampión es la erupción, esta por lo general se presenta tres o 5 días después de la exposición de la persona a virus. Se estima que las primeras manchas grandes y planas se presente en la cara o alrededor de la línea del cabello. Estas manchas posiblemente se extenderán y es vital evitar rascarse para prevenir mayor propagación del virus.

  Inflamación ocular 
Otro síntoma clave del sarampión en adultos es la inflamación en los ojos. Como se sabe este virus comienza en la nariz y la boca, además puede propagarse en otras partes de la cabeza como es el caso de los ojos que pueden presentar inflamación, color rojo y sensibilidad a la luz.



  Inflamación en nariz, boca y garganta 
Síntomas de afección en nariz, boca y garganta pueden presentarse cuando tienes sarampión. Es posible que presente dolor de garganta recurrente o tos seca. Lo ideal es que al toser o estornudar seas muy precavido para evitar la propagación de la enfermedad.

  Síntomas gripales 
Otros síntomas similares a los de la gripe pueden aparecer, ya que a medida que el cuerpo lucha para expulsar el virus, el adulto desarrolla fiebre de altas temperaturas. La fatiga y los dolores musculares también son muy comunes, especialmente después del desarrollo del síntoma de la erupción en la piel.

  Factores de riesgo del sarampión
Existen tres factores de riesgo que hacen posible la aparición de sarampión en adultos, por ello habrá que prestarles atención para disminuir el riesgo de cualquier modo. Es posible que las personas que no han recibido la vacuna para el sarampión sean mucho más indefensas al virus del sarampión. Por lo general las personas que no tienen la vacuna y viajan a países en donde hay sarampión, pueden migrar con el virus y desarrollar la enfermedad. Las personas con deficiencia en la vitamina A en sus dietas tienen más probabilidades de contraer sarampión y tener síntomas más severos.

fuente y credito a lapatilla