sábado, 2 de noviembre de 2013

El Espectro de Brocken, tu fantasma en las nubes


El fenómeno conocido como el “Espectro Brocken” o Brockenspöke debe su nombre a la montaña alemana en donde muchas veces se ha visto esta ilusión. El espectro se ve como la Fata Morgana (en la cual los objetos parecen estar flotando por encima del horizonte) y, más específicamente, como halos de luz en la niebla. El espectro en sí es una combinación de un fenómeno óptico y una ilusión óptica en la cual la sombra de una persona u objeto se proyecta en las nubes debido a que el sol está atrás, en frente o abajo. La sombra se engrandece enormemente, a veces hasta parecer una figura de cientos de metros de altura. El “efecto halo”, conocido también como “Gloria”, ocurre cuando la luz del sol se posa en una superficie de pequeñas gotas uniformes. Cuando pones los dos fenómenos juntos, el resultado es el Espectro.


No por nada desde al menos el siglo XVII, la montaña Brocken está envuelta en leyendas espectrales y mitos oscuros de brujas y rituales demoniacos. Fue ahí, después de todo, donde Goethe situó su Fausto, con todo y brujas que volaban a espalda de cabras.




Al día de hoy, los alpinistas se dirigen a la montaña Brocken en la Noche de Walpurgis a finales de abril, donde pueden visitar el “Púlpito del diablo” y el “Altar de brujas”. Pero además de asustar a alpinistas, la ilusión del Espectro (el fantasma en el arcoíris) ha sido referida por escritores tan diversos como Lewis Carroll, Thomas Pynchon, David Foster Wallace y Carl Jung. Las siguientes fotografías muestran avistamientos de este encantador fenómeno en distintos lugares de la Tierra y desde distintas perspectivas.



fuente y credito a pijamasurf