Los astronautas de la EEI captan una extraña nube de gas