El muro entre México y EEUU, un azote al medio ambiente