El 'cometa del siglo' se aproxima más que nunca a Marte