13 agosto 2013

La higiene íntima es fundamental para evitar las infecciones de transmisión sexual


La higiene personal íntima, es una de las cosas más importantes que se debe tener en cuenta, mantener la limpieza de los genitales es una manera efectiva de evitar las infecciones y de llevar una vida sexual saludable. La Dra. Rosa Khalil, médica internista e infectóloga y profesora de la Universidad Central de Venezuela, explica que siempre se debe tener una higiene íntima adecuada ya que, “la mala higiene hace vulnerables a contraer infecciones de transmisión sexual, además genera un caldo de cultivo para diversos tipos de enfermedades ya sean de etiología viral, bacteriana o micótica”. Khalil comentó que, “los síntomas más comunes de las infecciones de transmisión sexual son: comezón y/o ardor, dolor al orinar o al tener relaciones sexuales, olor desagradable en los órganos sexuales, flujo blanco, amarillento o verde, granos, úlceras o llagas.

Cambios en el color o la textura del pene, testículo o vulva”. En cuanto a las mujeres y el cuidado para tener relaciones sexual si se encuentran en su periodo menstrual, la Dra. Khalil resalta la importancia de no tener prácticas sexuales durante la menstruación si se sospecha la presencia de alguna infección, que pueda ser transmitida por relaciones sexuales, debido a que en el mayor de los casos el intercambio de fluidos corporales favorece propagación las mismas. “Promover el uso adecuado del condón, evitar tener relaciones durante la menstruación, ya que es más susceptible a contraer infecciones. Si la persona conoce que tiene VIH debe realizar los cuidados pertinentes y conocidos, al tener relaciones con otra persona para evitar transmitir el virus”, indicó Khalil.


 La infectóloga recomendó lavar los genitales con abundante agua y jabón, preferiblemente neutro. Tratar de secarse los genitales con una toalla diferente a la que se utiliza para el resto del cuerpo. No usar ropa demasiado ajustada que impida que el aire circule libremente por la zona. “Las mujeres deben moderar el uso de duchas vaginales o de desodorantes íntimos. Lavar la zona genital de adelante hacia atrás para evitar arrastrar bacterias y cuidado al rasurar el área del pubis, ya que puede ocasionar lesiones o cortaduras”, concluyó Khalil.

fuente y credito a lapatilla