escucha el “zumbido”, ¿sonido ultrasónico o hipocondria colectiva?