jueves, 1 de agosto de 2013

Científicos dicen que ISON, conocido como ‘El Cometa del siglo’ podría desvanecerse.

Un grupo de astrónomos ha previsto reunirse para discutir los planes de observación del cometa ISON aunque puede que no tengan mucho de qué hablar, pues puede que para entonces el llamado “cometa del siglo” ya se haya desvanecido.




“El futuro de la cometa Ison no parece brillante”

 dijo en un comunicado el astrónomo Ignacio Ferrin, de la Universidad de Antioquia en Colombia. Los cálculos de Ferrin muestran que el cometa, que se está moviendo actualmente hacia el Sol a 26 kilómetros por segundo, no ha crecido en brillantéz desde mediados de enero. Eso puede ser debido a que el cometa ya no tenga partículas de hielo en su cuerpo, las que se funden en tanto el cometa se acerca al Sol, creando una cola larga y brillante.

Otra teoría dice que el cometa está cubierto de una capa de polvo de silicato que apaga el vapor de agua y otros gases que iluminan un cometa.

 “El cometa ISON ha estado en un punto muerto durante más de 132 días … algo bastante desconcertante”



 Ferrin escribió en un artículo enviado a la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society y publicado en línea en el sitio de archivos arXiv.org. El cometa, llamado ISON por la International Scientific Optical Network y que fue encontrado en septiembre de 2012 por dos astrónomos aficionados rusos. Debería pasar a 1,2 millones de kilómetros del Sol el 28 de noviembre de 2013. Con su relativa cercanía se esperaba que creara una cola enorme, que científicos predijeron sería visible incluso de día. Si sobreviviese, claro está. A esa distancia, el cometa podría alcanzar temperaturas de unos 2.700 grados Celsius —lo suficientemente caliente como para derretir el grafito.

 También podría partirse por la gravedad del Sol. Los científicos creen que el cometa es oriundo de la nube de Oort, un grupo de rocas heladas que rodean el Sol y localizada a 50.000 veces más lejos que la órbita de la Tierra. Los cálculos muestran que el Cometa Ison está haciendo su primer —y posiblemente último— viaje al interior del sistema solar.

fuente y credito a alternativos.cl