martes, 23 de julio de 2013

Un sistema de espejos llevará la luz a la noche polar noruega


Vivir meses sin ver la luz del sol era habitual para los tres mil habitantes del pueblo de Rjukan, en Noruega. Pero se cansaron, y han aprovechado esta temporada veraniega para construir un enorme espejo que llevará el sol hasta el pueblo.


Ubicado en lo profundo de un valle, Rjukan se queda sin luz solar durante cinco meses al año. Sin embargo, sus habitantes retomaron un viejo proyecto que se vale de las montañas que rodean el lugar para instalar un sistema compuesto por tres heliostatos.

 Se estima que el proyecto iluminará alrededor de 200 metros cuadrados y se ejecutará entre los meses de septiembre y marzo, cuando Rjukan se quedaba a oscuras.



Este conjunto de espejos será controlado remotamente a través de un ordenador para seguir el movimiento del Sol y enviar su luz hasta la plaza del pueblo. El sistema tuvo un costo de 635.000 euros.

fuente y credito a actualidad.rt