viernes, 19 de julio de 2013

Tu madre puede darte la salud... y la enfermedad


Tu madre puede darte la salud... y la enfermedad. Es algo casi místico lo que se produce durante el embarazo, y parece increíble que determinadas cosas como la fecha en la que es concebido un bebé pueden influenciar en la salud del futuro niño. Así que hoy queremos contarte las últimas novedades respecto al embarazo y la salud del bebé.

  La fecha de nacimiento influye en tu salud
En la década de 1930 se había notado que los niños nacidos en invierno eran más propensos a tener problemas de salud, e incluso muerte prematura. Recientemente, los economistas analizaron rasgos demográficos y se dieron cuenta de que las madres no caucásicas, solteras o con falta de educación universitaria tenían hijos más enfermos y con problemas de desarrollo, y también suelen concebir en el primer semestre del año. Se llegó a la conclusión, tras diversos estudios, de que mayo es el mes menos favorable para quedarse embarazada, ya que el niño nace en invierno -según el hemisferio norte-, y tiene más posibilidades de nacer prematuros. Por eso, el verano es el mejor momento para nacer.




La madre puede tener que ver con el autismo 
 Recientes investigaciones dicen que determinados anticuerpos que van a la placenta durante el embarazo, pueden aumentar los casos de autismo. El autismo es un déficit de la comunicación y las relaciones sociales que afecta a 1 de cada 88 niños, que se cree que proviene de una enfermedad del neurodesarrollo que aparece en el útero. El inmunólogo Judy Van de Water y sus colegas de la Universidad de California se dieron cuenta de que el 61% de las mujeres con hijos autistas tenían en su sangre un grupo inusual de proteínas y anticuerpos, algunos de ellos llamados autoanticuerpos, que atacaban células sanas, produciendo enfermedades autoinmunes como el lupuso o la artritis. Mientras más alto sea el nivel de esos anticuerpos, más graves los síntomas de autismo, por lo que se consideró que esos anticuerpos habían atacado a las células necesarias para el desarrollo del cerebro en el feto.

En investigaciones recientes, comprobaron a que seis proteínas se unían a este anticuerpo y todas estaban relacionadas en el desarrollo de las neuronas, especialmente las del hipocampo, área del cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje.

fuente y credito a ojocientifico