¿Por qué las mujeres responden mejor al estrés?