jueves, 18 de julio de 2013

Observan un agujero negro cercano a la Tierra a punto de 'devorar' una nube de gas


El agujero negro supermasivo más próximo a la Tierra, Sagitario A, está estirando y deformando una enorme nube de gas al atraer hacia sí uno de sus extremos, un fenómeno observado por primera vez en el corazón de la Vía Láctea.


Las imágenes captadas por el telescopio VLT (Very Large Telescope) del Observatorio Europeo Austral (ESO), situado en el desierto de Atacama (Chile), muestran cómo la nube está tan estirada que su parte frontal ha superado ya el punto máximo de acercamiento y se aleja del agujero negro a más de diez millones de kilómetros por hora, mientras que la cola aún está cayendo hacia él. "El gas que se encuentra en la cabeza de la nube se estira a más de 160.000 millones de kilómetros alrededor del punto más cercano de la órbita del agujero negro. Y el máximo acercamiento es a tan solo unos 25.000 millones de kilómetros del propio agujero negro, apenas desaparezca caerá sumido en el olvido", explica Stefan Gillessen, del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre, en Garching (Alemania).




Según los astrónomos, la nube será completamente desgarrada debido al fuerte campo gravitatorio del agujero negro a lo largo del próximo año. Además, se estima que este agujero tiene una masa de alrededor de cuatro millones de veces la masa del Sol. "Lo más emocionante de las nuevas observaciones es la cabeza de la nube que vuelve hacia nosotros a más de 10 millones de km/h a lo largo de la órbita, lo que supone un impresionante 1% de la velocidad de la luz", explica Reinhard Genzel, líder del equipo de investigación. "Esto significa que la parte frontal de la nube ya ha hecho su máximo acercamiento al agujero negro", agrega. El origen de la nube de gas sigue siendo un misterio, aunque no faltan ideas al respecto, como los vientos estelares procedentes de las estrellas que orbitan al agujero negro, indica la publicación del ESO. "Vemos que la nube se estrecha tanto que parece un espagueti. Esto significa que, probablemente, no tenga una estrella en su interior", concluye Gillessen.

fuente y credito a actualidad.rt