La Luna podría haber nacido de una explosión del núcleo de la Tierra