La ciencia tira de hilo del ADN y halla el ancestro de una mujer de hace 5.000 años