sábado, 8 de junio de 2013

Las crecidas de los ríos austríacos, checos y eslovacos empiezan a remitir


DEGGENDORF (ALEMANIA) 07/06/2013.- Inundaciones en Muehlberg tras el desbordamiento del río Elba, en Alemania, hoy, viernes 7 de junio de 2013. Los niveles de los principales ríos de la República Checa, Austria y Eslovaquia, cuyas crecidas han inundado numerosas localidades y amplias zonas durante toda la semana, han comenzado a bajar, aunque con bastante lentitud. EFE/BERND SETTNIK


Al menos 18 personas han muerto por las fuertes riadas de los últimos días que han afectado a Alemania, República Checa, Austria y Eslovaquia, y decenas de miles de personas han tenido que ser evacuadas de sus hogares. En Austria, algunas autopistas, que habían permanecido cerradas por riesgo de inundaciones, volvieron a abrirse hoy al tráfico, como la A4 que atraviesa Viena, informó la agencia APA. Sin embargo, en otros estados federados más perjudicados como Baja Austria, todavía no está permitido acceder a numerosas calles al permanecer todavía encharcadas. En esta misma región, 1.500 soldados se desplegaron hoy a lo largo del Danubio para prestar asistencia en la limpieza de residuos y de barro en algunas de las zonas en las que los desbordamientos causaron más estragos, como Melk, Wachau o Marbach.




En Praga se reabrieron esta madrugada casi todos los tramos de metro que estaban cerrados al público, informó Radio Praga. Sin embargo, en la misma ciudad continúan inviables alrededor de cuarenta calles, mientras que en el resto de la República Checa siguen bloqueados más de 120 tramos de carreteras. En Bratislava, el nivel del Danubio han disminuido gradualmente en las últimas horas y esta mañana se situaba en los 10,16 metros, unos diez centímetros por debajo del punto más alto alcanzado en las actuales crecidas, según la agencia eslovaca TASR. Ha estado bajando, asimismo el caudal del Danubio en la zona de Devin (Eslovaquia), cercana a Bratislava y una de las más afectadas por los desbordamientos, como también el del río Morava. Aun así, el Instituto Hidrometeorológico eslovaco advirtió de que la situación empeore debido a una tormenta que puede azotar el país en las próximas veinte horas. Ahora, Hungría Pero la crecida del Danubio no ha llegado aún a su destino, el Mar Negro donde desemboca el segundo río más largo de Europa, y amenaza ahora a Hungría, donde pasa, entre otros, por el centro de Budapest. En la capital ha comenzado ya a desbordarse, si bien el nivel máximo se espera aquí para lunes. En todo el país magiar, las autoridades han procedido a desalojar varias localidades por inundaciones. EFEverde

fuente y credito a efeverde