La lactancia materna debe mantenerse hasta los dos años