La contaminación del aire en Singapur sigue en niveles de riesgo