jueves, 27 de junio de 2013

La Capilla de Rosslyn ¿una puerta al otro mundo?

De acuerdo con la doctrina cosmogónica más acreditada hoy en día, el universo comenzó con una gran explosión por causas desconocidas cuando era apenas un punto inconcebiblemente denso, y no había en rigor tiempo ni espacio. Eso habría ocurrido hace unos 13.000 millones de años.


La Capilla de Rosslyn ¿una puerta al otro mundo?


¿Y antes? Si algo ocurrió antes, no tendríamos noticia porque estaría fuera del horizonte de lo experimentable: la luz no podría llegar hasta nosotros para mostrarnos nada. Es posible, como conjetura, que antes de esa inconcebible explosión que dio origen a todo el universo, haya habido otras muchas que hayan dado origen a otros muchos universos como en nuestro, de los que nunca podríamos tener noticia aunque su presencia quizá nos influya de alguna manera. Sin embargo, algo en nosotros rechaza la perspectiva de que si hay otros mundos, deban permanecer para siempre desconocidos. Hoy conocemos detalles del universo que eran totalmente ignorados hace pocos siglos. Eso pensamos, pero quizá en aquellos tiempos haya habido gentes que encontró una manera de abrir una puerta a los otros mundos, como hemos abierto nosotros con los radiotelescopios y los medios de observación que, comparados con lo que podemos lograr a simple vista mirando el cielo, nos han convertido en superhombres. La capilla Rosselyn, en Escocia, podría ser una de esas puertas, al menos la fama que la circunda y que aureoló a sus creadores, los caballeros Templarios, mientras se mantuvieron como un poder formidable, así lo asegura.

La capilla Rosslyn es una construcción medieval cerca de Edimburgo, debida a William Sinclair, primer conde de Caithmess, que data de 1446. Fue diseñada por Guillermo Saintclair, conde de Caithness, perteneciente a una familia descendiente de normandos. Su decoración es extraña e imponente. Fueron necesarios 40 años de trabajo para completarla con escenas bíblicas pero también tradiciones templarias. Posiblemente, la pared oeste de la capilla sea una réplica del muro de los lamentos del templo de Jerusalén, indicio de la continuidad de la tradición cristiana con otras anteriores, dentro del punto de vista templario. La capilla se sostiene sobre catorce pilares, que forman una arcada de doce arcos puntiagudos sobre tres lados de la nave. Los tres pilares al extremo este de la capilla son llamados, del norte al sur, el Pilar Maestro, el Pilar Oficial, y el más famoso, el Pilar del Aprendiz.


Al extremo oeste, otros tres pilares dividen la nave y la Capilla de la Virgen. El Pilar de Aprendiz debe su nombre a una leyenda que implica al albañil responsable de la cantería en la capilla y a su joven aprendiz. Según la leyenda, el albañil fue en busca de inspiración de un pilar hacia Roma y no se atrevía a realizar el trabajo sin haber visto la columna original. Así que emprendió un largo viaje con esa finalidad. El aprendiz del albañil tuvo un sueño donde vio el pilar terminado, lo dibujó y comenzó a realizar el trabajo. El albañil al volver de Roma, vio la columna terminada, preguntó quién había sido, a lo que respondieron, su aprendíz.

Preso de la ira, lo atacó con una maza hasta matarlo. Entre muchas intrincadas esculturas de Rosslyn esta una secuencia de 213 cajas que sobresalen de pilares y arcos con una selección de modelo simétrico sobre ellos. Es desconocido si este modelo tiene algún significado particular con ellos —muchas personas han intentado encontrar la información cifrada en ellos, pero ninguna interpretación ha sido considerada concluyente. Algunas tallas de la capilla han sido interpretados como choclos, maíz propio de América y desconocido en Escocia en el tiempo en que fue construida la capilla. Pero la leyenda afirma que el conde Henry I de Sinclair, señor feudal de Rosslyn, que vivió entre 1345 y 1400 participó en las exploraciones de Groenlandia y América del Norte casi 100 años antes de Cristóbal Colón. Henry fue el abuelo de William, el constructor de la capilla. Según la leyenda, estas y otras esculturas de la capilla son indicio de que hay allí un portal hacia otra dimensión por la cual se dice que algunos habitantes de la región juran haber visto ovnis. Este portal se abrirá solo si se cumplen ciertas condiciones, pero otros temen que en ese caso lo que acontezca sea una catástrofe, porque sería como abrir la puerta a energías de otras dimensiones, literalmente de otros mundos, que nos destruirían. Las hipótesis de contactos transoceánicos precolombinos son teorías de interacciones planteadas o comprobadas que existieron entre los indígenas americanos y los habitantes de otros continentes antes de 1492, año en que Cristóbal Colón arribó a Guahnaní. Las primeras ideas por las que los europeos se explicaron el origen de los americanos relacionaban a estos pueblos con historias y mitos del Viejo Mundo, pero todas ellas han sido desechadas. También la semejanza estilística entre algunas obras de arte del período prehispánico o el parecido entre algunas lenguas americanas y asiáticas llevó a pensar que el contacto transoceánico entre América y el resto del mundo realmente existió. Sin embargo, las reclamaciones de este tipo de contactos son controvertidas y objeto de acalorados debates, debido en parte a mucha evidencia ambigua o circunstancial citada por los defensores.

 La capilla es un edificio patrimonial famoso en todo el mundo, que ha inspirado a artistas y escritores, entre ellos Robert Burns, sir Walter Scott y William Wordsworth. También es una iglesia aún con culto, que cuenta con una activa congregación y con oficios religiosos semanales. La capilla que sigue en pie hoy en día es solo una parte de la gran catedral que fue proyectada al principio. Su nombre correcto es «el Colegio Universitario de Saint Mathew» y se cree que la familia St Clair, que fundó la capilla, previó que Rosslyn se convertiría en un centro de estudios a gran escala. Algunos autores afirman que la capilla mantiene, codificadas, las enseñanzas secretas de los Templarios y los orígenes de la Francmasonería. Existe una leyenda local según la cual hay un inmenso tesoro escondido en Rosslyn, pero esta historia está ligada al castillo, no a la capilla. Se dice que el tesoro vale muchos millones de dólares y que lo custodian un oscuro caballero y una fantasmagórica dama blanca. Una cripta bajo la capilla de Rosslyn es el panteón de la familia Saint Clair. Generaciones de estos caballeros escoceses yacen enterrados con sus armaduras completas.

fuente y credito a aimdigital