27 junio 2013

Exorcismo fallido: Los “Demonios” aún poseen al hombre exorcizado por el Papa Francisco


El 19 de mayo, el controvertido Papa Francisco fue noticia en todos los medios de comunicación, debido a que un conocido exorcista insistió al Papa para que le ayudara a “liberar” a un hombre de origen mexicano poseído por cuatro demonios diferentes. El Papa Francisco puso las manos sobre la cabeza del hombre y recitó una oración. El hombre exhaló profundamente una media docena de veces, se convulsionó, se sacudió, y luego se dejó caer en su silla de ruedas. Pero al parecer, el poder del Papa no tuvo los efectos deseados, ya que el hombre dice que los demonios aún están en su interior.

  Ángel V., poseído por cuatro demonios 
Según informaron los medios de comunicación, el hombre ha sido identificado como Ángel V. de 43 años de edad y padre mexicano de dos niños, y los demonios que le poseen han resistido a más de 30 exorcismos realizados por 10 exorcistas diferentes: “Todavía tengo los demonios dentro de mí, no se han ido”, dijo Ángel a los medios de comunicación. Si bien es cierto que ahora es capaz de caminar desde que el Papa Francisco le realizó el exorcismo el 19 de mayo al final de la Misa. Aunque hay que tener en cuenta que el Vaticano declaró oficialmente que el Papa no realizó ningún exorcismo, que es el acto de “echar fuera” a los malos espíritus o demonios. Según la archidiócesis, lo que le hizo a Ángel V., fue la práctica bíblica de la “imposición de manos” para transmitir bendiciones. Pero para el exorcista más conocido de Roma, el padre Gabriele Amorth, dijo que el Papa Francisco realizó claramente un exorcismo en la Plaza de San Pedro, y que el hombre realmente estaba poseído por demonios: “El Papa, de buena fe, se acercó a él y le realizó un exorcismo sobre él en forma de una oración de liberación, no como el exorcismo clásico que se realiza con un libro”, dijo el padre Gabriele Amorth, en una entrevista de 22 de mayo por la noche con la agencia de noticias católica.

 
La posesión de Ángel V.
Ángel V. vive en el estado mexicano de Michoacán y está casado. Afirma haber sido poseído por los demonios desde 1999. El popular sacerdote mexicano, el Reverendo Juan Rivas, que estaba con Ángel V. en Roma cuando le solicitó el exorcismo al propio Papa, confirmó en una entrevista al periódico “El Mundo” que efectivamente sufrió 30 exorcismos, pero por desgracia “los demonios que residen en él no le quieren dejar”. El reverendo Rivas, un miembro de los Legionarios de Cristo, explicó el encuentro con el Papa, Ángel le besó el anillo Papal y cayó en trance al instante. “El Papa puso las manos sobre la cabeza y en ese momento se escuchó un ruido terrible que pudimos escuchar todos (procedente de Ángel V.), como si se tratar del rugido de un león. Todos los que estábamos allí lo escuchamos perfectamente. El Papa a ciencia cierta lo oyó, pero él continuó con su oración, como si se hubiera enfrentado a situaciones similares en el pasado”. Ángel V. explicó en la entrevista que los demonios tomaron posesión de él mientras se encontraba en un autobús en México en el año 1999. “Yo no lo vi con mis ojos, pero me di cuenta de eso. Me di cuenta de que estuvo cerca de mí, y luego se detuvo frente a mí. Entonces, de repente, me di cuenta de que “algo” me atravesó el pecho y, poco a poco, tuve la sensación como si se estuviera abriendo mis costillas. Era como un ataque al corazón, sin llegar a serlo.

Pensé que había muerto”, dijo Ángel V. Debido a este suceso, su calidad de vida comenzó a deteriorarse. Por las noches no podía dormir, y cuando llegaba a dormirse por el mismo agotamiento tenía terribles pesadillas relacionadas con el mal. Poco después de estos episodios, empezó a caer en trances en los que blasfemaba, y hablaba en lenguas desconocidas. Fue atendido por diversos médicos que no pudieron diagnosticarle ningún tipo de enfermedad, y los sacerdotes de la zona no podían ayudarle. En la actualidad, vive con el miedo y se siente “muy sucio ante la idea de que hay entidades malignas dentro de él”. Aunque no se ha podido demostrar científicamente, algunos de sus hermanos pensaron que estaba mentalmente inestable. La terrorífica posesión también le ha hecho perder la propiedad de una empresa de publicidad y le obligó a vender sus bienes. Ángel explicó que en una noche sufrimiento, soñó con el Papa Francisco. Cuando se despertó y encendió su televisión que vio el Papa iba a celebrar una misa en la Plaza de San Pedro y le provocó la idea de que debía ir a Roma personalmente. Pero, por desgracia, todos los intentos de ayuda por cualquier exorcista han sido en vano, ya que continúa estando poseído.

fuente y credito a mundoesotericoparanormal