jueves, 27 de junio de 2013

El Océano Antártico no puede esperar mas sin protección, dice oceanógrafo


Madrid, 26 jun (EFEverde).- El Océano Antártico no puede esperar mas sin protección internacional y seguir siendo el "salvaje oeste" del mundo marino, señaló hoy sobre la explotación incontrolada de la zona Tony Haymet, director emérito del Instituto "Scripps" de Oceanografía, en San Diego (EEUU).


Haymet, que participó en una conferencia telefónica convocada para la prensa por la Fundación Pew para la Conservación de la Naturaleza, contestó así a EFEverde sobre la dilatada constitución de una reserva marina en la antártida oriental, según se discute desde los años ochenta en la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA). La próxima reunión de CCRVMA en Bremerhaven (Alemania), los días 15 y 16 de julio, puede ser la oportunidad definitiva para tomar "la decisión más importante de esta década para el océano", recalcó el científico, de nacionalidad australiana, que identificó "mas de 40 años de inacción política". El CO2 que absorbe el océano y mas aquel de agua fría va a estar cautivo durante miles de años, responsable de su acidificación y liberándose poco a poco a la atmósfera, explicó el investigador, preocupado por la falta de decisión de quienes pueden aprobar medidas de cambio relevantes. "Hay que empezar a hacer algo ya", ha subrayado Haymet, tras aplaudir el reciente plan del presidente Barack Obama para reducir las emisiones de dióxido de carbono y combatir el Cambio Climático. La CCRVMA, de la que forman parte 24 países y la Unión Europea, promueve un amplio y permanente sistema de reservas marinas totalmente protegidas alrededor de la plataforma antártida para preservar la extraordinaria vida del la región a largo plazo.


Los científicos recomiendan que la extensión protegida sea lo suficientemente grande como para salvaguardar las extensas áreas de alimentación de ballenas, focas, pingüinos y otras aves marinas. Se propone, asimismo, que las flotas pesqueras permanezcan fuera de las denominadas polinias de la región, áreas de aguas abiertas rodeadas por hielos marinos, que se consideran fuentes cruciales de alimentación para muchas especies. La Fundación PEW aboga, por su parte, que se elimine la "cláusula de expiración" del texto en estudio y agregar una "revisión" para permitir que el manejo de la zona sea ajustado si así fuera necesario, siempre con criterios científicos. Entre las diez razones por las que PEW respalda la creación de la reserva alrededor de la Antártida, destaca la importancia de las corrientes antárticas en el sustento de la vida marina del planeta, que es el santuario de especies autóctonas que no se encuentran en ninguna otra región, que es una de las zonas vírgenes de la superficie terrestre y que es una zona de amortiguación contra el cambio climático. En la charla informativa participaron también el profesor de biología de la conservación de la Universidad de Oxford Alex Rogers y Andrea Kavanagh, directora de la campaña de protección del Océano Antártico de PEW. La reserva marina del Mar de Ross, al sur de Nueva Zelanda, en el Océano Glacial Antártico, como se denomina la figura de protección en estudio, dispondrá de 1,600.000 kilómetros cuadrados. En votaciones anteriores, se han opuesto a su creación (que debe ser por decisión unánime), China y Rusia, entres otros

fuente y credito a efeverde