lunes, 6 de mayo de 2013

Nuevo coronavirus se cobra otra vida en Al-Ahsa, Arabia Saudita.


Una nueva víctima de la infección por el nuevo coronavirus ha fallecido en Al-Ahsa, según reportó hoy lunes el Ministerio de Salud de Arabia Saudí. Esto nos lleva a seis el número de muertes en la ciudad oriental, debido al nuevo virus respiratorio en los últimos días. El jueves pasado, el Ministerio de Salud dijo en un comunicado que cinco personas habían muerto y otros dos pacientes se encontraban en estado crítico. Más tarde añadió que se habían descubierto otros tres casos, uno de ellos en cuidados intensivos. Las autoridades sanitarias han pedido vigilancia para evitar que la infección se propague. El ministerio dijo en un comunicado que habían informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de los nuevos casos de este nuevo coronavirus. La última muerte de Al-Ahsa lleva la cifra de muertos a un total de 17. Desde septiembre de 2012, la OMS ha informado de 27 casos confirmados.



 Especialistas en salud han dicho que este nuevo germen pertenece a una familia de viruses que causan el resfriado común, así como el SARS – el síndrome respiratorio agudo severo que mató a unas 800 personas, la mayoría en Asia, en la epidemia de 2003. Los expertos en salud aún no están seguros de cómo se infectan los seres humanos. El nuevo coronavirus, que puede causar neumonía aguda e insuficiencia renal, está más estrechamente relacionado con un virus de un murciélago y los científicos están considerando la posibilidad de que murciélagos u otros animales como cabras o camellos sean una posible fuente de infección. El nuevo virus fue identificado por primera vez el año pasado en el Medio Oriente y varias de las personas infectadas habían viajado a Qatar, Arabia Saudita, Jordania y Pakistán.

 La OMS dice que el virus esta probablemente más extendido de lo que se ve en Oriente Medio y ha aconsejado a los países testear a las personas con neumonías inexplicables. En Arabia Saudita el año pasado, cuatro miembros de una misma familia se enfermaron y dos de ellas murieron. El gobierno de Arabia Saudita está llevando a cabo una investigación sobre el brote. Las siete personas que contrajeron el virus no son de la misma familia y no hay ninguna indicación de que alguno de ellos estuvieron en contacto con animales o haya viajado recientemente.

fuente y credito a alternativos.cl