Los neandertales coexistieron con el hombre moderno en Asturias