sábado, 4 de mayo de 2013

La preservación de la Amazonía también se disputa en el ciberespacio

Sao Paulo, 4 may (EFE).- La disputa por la preservación de la Amazonía, el mayor pulmón vegetal del planeta, ha saltado del mapa geográfico al ciberespacio después de que los gobiernos de Brasil y Perú hayan expresado su rechazo a que la compañía Amazon obtenga los derechos para el uso de la extensión web que lleva ese nombre.


La empresa estadounidense, líder mundial de la venta minorista por internet, ha solicitado que su nombre, Amazon, que significa Amazonía en inglés, se convierta en su dominio genérico de internet (gTLD por sus siglas en inglés). La petición de la empresa ha soliviantado el ánimo de los Gobiernos de Perú y Brasil quienes consideran que la concesión de la extensión .amazon a una empresa privada priva al conjunto de los pueblos de la Amazonía de su derecho a usar esa denominación. "Los dominios de internet deben respetar sensibilidades relacionadas al uso de términos con connotaciones geográficas, religiosas, culturales y nacionales", dijo a Efe un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil.

  Meses de protesta
Los Ejecutivos de Brasil y Perú registraron su objeción a fines del pasado año a través del Comité Asesor Gubernamental de la Corporación para la Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN), organismo encargado de asignar los dominios de primer nivel genéricos (gTLD), los códigos de países (ccTLD) o la administración del sistema de servidores raíz. En el documento aseguran que la "región amazónica constituye una importante parte del territorio" integrado en varios países suramericanos. "Garantizar derechos exclusivos o el uso de este específico gTLD a una compañía privada evitaría el uso de este dominio para propósitos de interés público relacionados con la protección, promoción y creciente concienciación en los asuntos vinculados al ecosistema amazónico", reza la petición. De acuerdo con el portavoz de la cancillería de Brasil, los demandantes cuentan con el apoyo del resto de países de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica
(OTCA), integrada también por Bolivia, Colombia, Ecuador, Guyana, Surinam y Venezuela. Mientras, el secretario de Política de Informática del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Virgilio Almeida, quiso precisar que la oposición del Gobierno brasileño no debe ser entendida como un agravio a la empresa estadounidense sino como un intento de preservar el nombre de la Amazonía. "Queremos la protección del nombre", dijo a Efe Almeida, quien precisó que se trata de una cuestión "sensible". El secretario explicó que representantes del gobierno brasileño mantuvieron una reunión con miembros de Amazon con el objetivo de acercar posturas, aunque reconoció que la cita se saldó sin acuerdo.

  La compañía insiste en su posición 
Este extremo fue confirmado por la cancillería brasileña, que aseguró que se "aproximaron" a la empresa con la intención de encontrar una solución a la disputa por la propiedad del nombre en el ciberespacio, pero la compañía "insiste en su posición". El contencioso fue abordado a inicios de abril en una reunión celebrada en Pekín por el Comité de la ICANN, que no logró el consenso requerido para pedir el rechazo a la petición de Amazon. El asunto volverá a ser analizado en un encuentro que tendrá lugar en julio en la ciudad surafricana de Durban. La cancillería peruana, por su parte, manifestó que los países de la región "coinciden en la necesidad de preservar el dominio .amazon para los pueblos amazónicos, con la finalidad de proteger, divulgar y concienciar sobre temas relacionados al conjunto de biosistemas amazónicos". Y el organismo que coordina los servicios de la red en Brasil, el Comité Gestor de Internet (CGI.br) precisó que además de la petición de Amazon el ICAAN maneja otras 1.900 solicitudes de extensiones web. Algunas como .africa, .swiss prometen controversia, mientras que la solicitud de una empresa textil que intentó adquirir el dominio .patagonia fracasó en su tentativa, según la institución brasileña. EFE

fuente y credito a efeverde