viernes, 24 de mayo de 2013

Greenpeace pide al gobierno de Río Negro que no autorice un desmonte en El Bolsón

de parte de Greenpeace  greenpeace.org


Río Negro, 20 de mayo de 2013.- La organización ambientalista manifestó su oposición al desmonte que se realizaría para desarrollar urbanizaciones y una cancha de golf sobre la ladera del Cerro Perito Moreno cerca de la localidad de El Bolsón, y pidió al Gobierno de la Provincia que el mismo no sea autorizado por el impacto que tendrá sobre una extensa superficie de bosques nativos de valiosa biodiversidad e importantes cuencas hídricas.

Hay 600 hectáreas de bosque andino patagónico en peligro.


Greenpeace advirtió que las obras previstas “abarcarán cerca de 600 hectáreas e implicarán un impacto significativo por cambio de uso de suelo (desmonte) en una zona de valiosa biodiversidad”. (1) Además resaltó que el proyecto es rechazado por gran parte de la población y varias instituciones de El Bolsón y Mallín Ahogado. El documento de la organización ecologista advierte que "teniendo en cuenta que la zona donde se pretende emplazar el proyecto se encuentra dentro de una Reserva de Biosfera de la UNESCO, es lindera a un área protegida provincial, forma parte de una reserva natural municipal, y posee cuencas hídricas relevantes, resulta evidente que la misma no debió ser zonificada en la Categoría III (verde): sectores de bajo valor de conservación que pueden transformarse”.
“En función de lo anterior y del impacto significativo que tendrá sobre una extensa superficie de bosques nativos con valiosa biodiversidad e importantes cuencas hídricas, solicitamos al Gobierno de la provincia de Río Negro que no autorice la realización del proyecto y que modifique el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de la provincia, aumentando de categoría de protección a la zona y sus alrededores”, concluye el documento elaborado por Greenpeace.


Detalle del proyecto.


Además, el documento señala que el plan de desarrollo del proyecto presentado por la empresa Laderas del Perito Moreno S.A. destaca en la zona a la presencia de cóndores y de especies seriamente amenazadas como el huemul; y que algunos de los impactos del proyecto reconocidos por la propia empresa son: “Eliminación de amplias zonas de bosque nativo para el desarrollo del centro y la villa y la consecuente fragmentación. Introducción de especies potencialmente dañinas (incluido hantavirus). Interferencia directa e indirecta con fauna nativa. Riesgo de incendio (por mayor número de condiciones de interfase y visitantes)”.

fuente y credito a .greenpeace