Un trasplante de células madre permite recuperar la memoria dañada