viernes, 19 de abril de 2013

Mucho más calor en Pangea que en cualquier otro continente actual


Pangea. (Imagen: NASA)


El supercontinente Pangea era más cálido que cualquiera de la actualidad, incluyendo África. Así se confirma en una nueva investigación, realizada por el equipo de James J. Zambito y Kathleen C. Benison, del Departamento de Geología y Geografía de la Universidad de Virginia Occidental, en la ciudad estadounidense de Morgantown. Zambito y Benison han reconstruido las condiciones paleoclimáticas extremas y los cambios en el paleoclima registrados en un estrato de halita que data del Periodo Pérmico, concretamente de hace unos 275 millones de años, y que está ubicado en el subsuelo de Kansas. Los investigadores determinaron la temperatura que tenía el agua cuando la halita se precipitó. Esta halita del Pérmico tiene características similares a las de la halita que se precipita hoy en lagos efímeros poco profundos, como los del Valle de la Muerte, donde la temperatura del agua de tales lagos es el mejor símil actualmente disponible de lo que pasaba con la halita del Pérmico analizada.
En el Pérmico, las temperaturas máximas del aire en Pangea eran extremadamente calientes, de hasta 73 grados centígrados (unos 165 grados Fahrenheit), y las variaciones diarias de temperatura eran fácilmente de varias decenas de grados centígrados.Además, las tendencias paleoclimáticas registradas en esta halita sugieren que el clima de aquella época era muy variable, habiendo transiciones bastantes rápidas entre esas condiciones de gran calor y sequedad, y condiciones algo más frescas con temperaturas máximas de unos 40 grados centígrados (unos 104 grados Fahrenheit). Las temperaturas extremadamente altas, las grandes variaciones diarias de temperatura, y las transiciones climáticas abruptas registradas en esta halita proporcionan nuevos y reveladores datos sobre la desglaciación ocurrida en la etapa final de la Era Paleozoica, aproximadamente hace entre 305 y 265 millones de años, cuando la Tierra pasaba de una edad del hielo hacia un clima muy dominado por el efecto invernadero. Los resultados del estudio corroboran dicha transición climática como uno de los mejores análogos del pasado para el cambio climático actual y el pronosticado para el futuro.

fuente y credito a noticiasdelaciencia