viernes, 19 de abril de 2013

Consejos para cepillarse bien los dientes

Las cosas más complicadas pueden resultar a veces sencillas y las fáciles se pueden convertir en nudos imposibles de desatar. El cepillado dental se encuentra en ese espacio de lo que parece simple pero que tiene una serie de normas y consejos que hay que seguir para hacerlo correctamente, además de incorporar en nuestra dieta los alimentos que blanquean tus dientes de manera natural.


Desde niños tenemos la costumbre casi genética de cepillarnos los dientes en sentido horizontal. En el imaginario colectivo está la imagen de un padre que guía la mano de su pequeño para que éste mueva el cepillo lentamente y de arriba abajo. Es un clásico que todos hemos vivido en alguna ocasión: una de esas enseñanzas que pasan de padres a hijos. Por ello hay que remarcar bien la importancia que tiene el cuidado de los dientes para la salud. El doctor Iván Malagón recomienda una serie de consejos que hemos de seguir para hacer del cepillado dental casi un arte:



1 Empezamos por la cantidad: lo recomendable es cepillar los dientes al menos dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche. Es necesario usar el hilo dental al menos una vez al día. El momento idóneo 

2 es antes del cepillado de después de cenar. 



3 Cepillar la lengua con asiduidad ayuda a acabar con la placa bacteriana, que es la causa del mal aliento.

4 El cepillo de dientes ha de ser reemplazado cada 3 meses y debería tener cerdas suaves o medias y el cabezal pequeño. Se recomienda el cepillo eléctrico. 

5 El tiempo recomendado de cepillado oscila alrededor de los minutos si no llevamos prótesis o aparatos de ortodoncia.

6  Antes de comenzar todo el proceso de cepillado deberíamos enjuagarnos la boca con agua, ya que este proceso hace que se reblandezcan los depósitos de calcio de la saliva y la comida acumulada.

7  Jamás se debe sustituir el cepillado por el enjuague con colutorios: en algunos casos es recomendable el uso de enjuagues bucales, siempre como complemento a un correcto cepillado, pero no se debe abusar de ellos ya que pueden resultar muy agresivos para la boca. 

8 No debemos cepillarnos los dientes justo después de consumir alimentos o bebidas ácidas, porque el ácido desproteje el esmalte dentario y al cepillarnos podríamos desgastar la superficie de los dientes.

9 En el hipotético caso de que no pudiéramos lavarnos los dientes, masticar chicle sin azúcar limita moderadamente el ataque de los ácidos.

10  Sobre la pasta dentífrica, lo mejor es atender los consejos de tu odontólogo pero, por norma general, ha de ser fluorada para cepillarse cada día.

fuente y credito a lapatilla