lunes, 11 de marzo de 2013

Stonehenge pudo ser un cementerio más que un observatorio


Un equipo de científicos de la Universidad College de Londres ha hallado fragmentos de 50.000 huesos de 63 cuerpos en el monumento megalítico de Stonehenge. Esto ha llevado a los expertos a señalar que este lugar podría haber sido construido como un cementerio y no como un calendario astronómico o un observatorio, como se creía hasta ahora. El autor principal del trabajo, Mike Parker Pearson, ha indicado que los huesos hallados retrasarían la fecha de construcción del monumento. Así, la primera piedra podría haberse puesto en el año 3.000 a.C y no en el 2.500 a.C como se creía hasta ahora. Aún así, Pearson ha reconocido que algunos cuerpos podrían haberse enterrado antes de que Stonehenge tuviera su estructura final. Los huesos hallados son, en su mayoría, de hombres adultos, pero también hay mujeres y niños, incluyendo un bebé recién nacido. Además, se ha encontrado una cabeza de maza, un objeto de alto estatus comparable a un cetro y un tazón pequeño y quemado por un lado, que los expertos creen que pudo haber contenido incienso. Del mismo modo, han sugerido que los muertos podrían haber sido los líderes religiosos y políticos y sus familiares inmediatos.
Según ha explicado el investigador, en un programa especial en el Canal 4 de la televisión británica, la creación del monumento de Stonehenge fue clave para la población del país y reunión a personas de todos los lugares. De hecho, ha apuntado que el asentamiento de Durrington Walls (dentro del Sitio de Patrimonio Mundial Stonhenge) es el "asentamiento neolítico más grande en todo el norte de Europa", pues podría haber tenido cerca de 1.000 viviendas. Esto ha llevado al equipo a concluir que unas 4.000 personas se habrían reunido en el lugar, un número enorme teniendo en cuenta que, en esa época, la población de todo el país se estimaba en decenas de miles de habitantes. Además, existen evidencias de excavaciones de pozos para yeso nuevo para las casas. En este sentido, los expertos han indicado que estos no se realizaron más de 10 veces, lo que indica que Stonehenge fue construido en un período muy corto de tiempo, probablemente sólo una década, teniendo en cuenta que, según las costumbres de la época, los habitantes trabajaban durante el invierno y emigraban a otros lugares durante el calor.

fuente y credito a europapress